[Reseña] Life is Strange: True Colors

Life is Strange: True Colors es el tercer título de la franquicia Life is Strange de Square Enix. Esta aventura gráfica sigue la línea de las entregas anteriores en tanto calidad de historia, diálogos y emociones. Deck Nine, la desarrolladora, se ha encargado de capturar la esencia del trabajo de DontNod en el desarrollo original de la saga, como ya lo había hecho en 2017 con Life is Strange: Before the Storm (precuela del primer título de la franquicia). Este último título nos trae una nueva protagonista y una historia independiente, por lo cual no es necesario haber jugado las entregas anteriores para poder disfrutarlo.

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Life is Strange: True Colors fue anunciado por Square Enix a principios del 2021 y lanzado este 10 de septiembre para PC, Xbox One, PS4, Xbox Series X/S y PS5. Puedes ver el tráiler a continuación.  

Algunas de las novedades que nos trajo esta entrega respecto de las anteriores fue el lanzamiento en simultaneo de los 5 capítulos que conforman el videojuego en la fecha mencionada; una mejora gráfica sobre todo en las animaciones de los personajes que logró alejarse en apariencia al modelo Sims gracias a la implementación de captura de movimientos; escenarios un poco más grandes con mayor posibilidad de exploración e interacción con lugares, objetos y personajes; y la inclusión de minijuegos retro como el emblemático Arkanoid.

Una nueva protagonista y un nuevo comienzo

Alex Chen es la nueva protagonista de esta última entrega de Life is Strange. Si bien Square Enix en su tráiler nos había dejado en claro de qué va la historia, aún queda mucho por descubrir a medida que te vas adentrando en el juego.

Alex Chen es una joven que, tras un pasado difícil, llega a Haven Springs para encontrarse con su hermano mayor, Gabe, a quien no ha visto hace años, y así dar inicio a una nueva vida. Gabe muere en circunstancias sospechosamente negligentes y Alex Chen utilizará sus poderes para investigar lo sucedido y descubrir la verdad.

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Alex es una especie de canal (en términos esotéricos) que tiene el poder de la empatía, es decir, puede ver y sentir las emociones de las personas e incluso intervenir en ellas. Las emociones están representadas con un aura de distintos colores alrededor de los personajes según sean de tristeza, ira, miedo o felicidad.

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Pero, si el aura de la persona es muy fuerte, si las emociones la invaden lo suficiente, Alex podría perder el control de éstas al canalizarlas poniéndose en riesgo ella misma.

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Podrás manipular las emociones de los personajes con el sistema de diálogos y opciones múltiples del juego que, se supone, influirán en el desarrollo del mismo. Sin embargo, el peso que tiene manipular las emociones de los habitantes de Haven Springs parece recaer en la percepción que ellos tendrán de ti, lo cual suena un poco contradictorio al mensaje que ofrece la saga. A su vez, lo que piensen de ti los personajes tampoco tienen gran impacto en la historia más que en un momento en el que deberán elegir si apoyarte o no… y que tampoco resulta ser algo definitivo.

Lo mismo sucede con los objetos con gran carga emocional. Podrás interactuar con ciertos objetos que te permitirán conocer algún suceso de su propietario. Al canalizar la energía del objeto, este se te desbloqueará a modo de “recuerdos” que podrás ver en el menú. Esto te dará más información de los habitantes del pueblo, podrás seguir las historias personales de ellos para conocerlos mejor pero tampoco resulta algo definitivo, sino que enriquece un poco el contexto y te permite sumergirte en la comunidad. Cada uno de los personajes tiene su historia, y no siempre son lo que parecen, tendrás que descubrirlo.

Pese a la pérdida de su hermano mayor, Alex no está sola. Pronto la acompañarán dos personajes interesantes, ambos buenos amigos de Gabe: Ryan y Steph.

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Ya habíamos tenido la oportunidad de conocer a Steph en Life is Strange: Before the Storm, también desarrollado por Deck Nine. Incluso ya conocíamos su afición por los juegos de rol de mesa al estilo Dungeons & Dragons y, tal vez, jugamos con ella una breve campaña en Arcadia Bay. En Life is Strange: True Colors, Steph lleva su afición un paso más durante todo un episodio en el que podrás disfrutar de un juego de rol en vivo (LARP) en Haven Springs muy bien ejecutado pero que no presenta dificultad.  

Por otra parte, Ryan, el mejor amigo de Gabe, también acompañará a Alex e incluso podrá ser una de tus opciones amorosas al igual que Steph. Si bien Ryan tiene un poco más de peso en la historia que Steph, su personaje no está tan desarrollado como ella, lo cual puede ser considerado un equilibrio o un pequeño vacío, tú eliges.

Volviendo a nuestra protagonista, podremos ver una evolución en ella a lo largo del juego. Episodio tras episodio Alex va creciendo emocionalmente, dándonos como resultado una protagonista diferente a la del inicio. Recordemos que llegó a Haven Springs con la ilusión de comenzar una nueva vida y enseguida perdió a su hermano trágicamente, con todo lo que eso significa.     

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Haven Spring y la comunidad

Conoceremos el pequeño y “tranquilo” pueblo junto con Alex, quien se irá presentando con los habitantes del lugar y simpatizando con ellos. Recorreremos Haven Springs (bueno, la calle principal y la plaza), podremos entrar a algunos locales e interactuar con las personas y objetos.

Con respecto al escenario que representa al pueblo, me gusta que tenga una mayor dimensión en comparación a los anteriores juegos de la saga. Es un poco más “abierto” pero deja un gusto amargo al descubrir que aún sigue siendo un espacio muy pequeño. La exploración es uno de los fuertes de este tipo de videojuegos, por lo tanto, un lugar amplio es más rico en posibilidades y es eso lo que buscamos en una aventura interactiva: posibilidades, elecciones y consecuencias.

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Por otro lado, los paisajes son soñados y logra transmitir esa calma que brinda la naturaleza con sus montañas, ríos, flora y fauna (aunque vamos a ver más animales muertos que vivos XD).

En algunas ocasiones visitaremos el barranco en distintas circunstancias aunque faltó un poco de senderismo para mi gusto. Ya que Ryan es el guardabosques de la zona, bien podría invitarnos a recorrer el lugar…

Conocer y ayudar a los habitantes de Haven Springs será una opción que podrás elegir ¿su importancia en la historia? No mucha, pero para ser sincera se siente muy bien.

El juego cuenta con un menú en el que podrás ver el diario de Alex y su teléfono móvil

Con el fin de recopilar la información obtenida de los habitantes de Haven Spring, el juego cuenta con un menú en el que podrás ver el diario de Alex y su teléfono móvil:

  • A medida que vamos interactuando con los NPCs, Alex anotará algunas reflexiones en su diario que irán variando según las decisiones tomadas, e incluso dejará plasmado allí su creatividad musical. El diario incluye también un apartado interactivo de recuerdos donde podrás volver a escuchar aquellos que desbloqueaste junto con algunas anotaciones e imágenes referidas al recuerdo.  
  • El teléfono móvil regresa a Life is Strange con una nueva aplicación: no sólo podrás recibir mensajes de textos como estábamos acostumbrados, ahora contaremos con MyBlock, una red social al estilo Facebook donde podrás ver los posteos de los miembros de la comunidad, los comentarios y reacciones. No, no podremos darle “me gusta” a los posteos, lo que te hace sentir que eres sólo un espectador de esa red ya que no puedes participar. Las publicaciones realizadas en MyBlock también varían según las decisiones que tomes al igual que el diario.

Si de emociones hablamos…

Las temáticas que aborda el juego son las que van a impactar de lleno en nuestras emociones. Temas delicados, dolorosos, dramáticos. El tema de la muerte, de la pérdida de un ser querido – más específicamente -, puede tocar una fibra sensible. La escena de la muerte de Gabe (anunciada desde el vamos en el trailer) está muy bien lograda en cuanto intensidad. El grito trágico de Erika Mori, la actriz de voz de Alex, te pone la piel de gallina y se lleva los aplausos. Lo repentino de la muerte de Gabe que parece suceder en un segundo tomándote por sorpresa, pese a saber lo que iba a suceder, no es el factor que te deja helado. El clímax de esa escena es el grito de Alex. Al jugarlo por segunda vez, la voz de la protagonista te hará brotar lágrimas nuevamente. No se trata de la sorpresa ni de lo repentino, lo realmente bueno está en la expresión de las emociones.

Y si de emociones hablamos, otra de las escenas fuertes de Life is Strange: True Colors es el épico momento en el que Alex canta “Creep” (también presentado en el tráiler).

[RESEÑA] LIFE IS STRANGE: TRUE COLORS

Si no eres seguidor de la franquicia, esa escena en el tráiler tan aislada podría haberte generado un poco de cringe. En mi caso, por el contrario, confiaba en que iba a ser un momento que me generara fuertes emociones y esperaba con ansias llegar a esa cinemática con todo el contexto narrativo angustiante para finalmente sacar todo afuera con la hermosa y melancólica voz de cantante de Alex interpretada por Mxmtoon.   

El apartado sonoro se ha destacado a lo largo de toda la franquicia y True Colors no es la excepción. Otra de las escenas memorables de esta entrega está musicalizada con nada menos que “Thank you”, la emblemática canción de Dido. La joya de esta escena está en el contraste de la melancolía de la canción con la discusión casi violenta de dos personajes. Los gritos de la acalorada pelea son silenciados para nosotros y reemplazados con la canción que, detalle de color, el primer acorde representa la apertura abrupta de una puerta simil el comienzo de “Stan”, la canción de Eminem que incluye “Thank you” en su versión extendida. La diferencia es que en Stan se da un portazo y es ahí cuando comienza a sonar la voz de Dido.

Un paseo por lo retro

La temática retro está presente en mayor o menor medida en la saga de Life is Strange. En True Colors lo retro forma parte de la ambientación.

Desde una tienda de discos hasta una rockola que podrás reproducir e incluso minijuegos como el metegol y unos fichines. Podrás jugar al emblemático Arkanoid y a Mine Haunt, un minijuego arcade creado para esta entrega. Dedícale un rato de tu tiempo a los fichines y deja el nombre de Alex en el High Score. Estos representan la mayor dificultad que encontrarás en todo el juego.  

Opinión personal:

Al momento de tomar decisiones, no se me generó la duda de ”¿qué pasará si elijo tal opción?”, el juego realmente me puso en el papel de Alex y “sabía” lo que tenía que elegir. Esto me pareció un logro para el juego, pero al mismo tiempo creo que las opciones deberían ser más tentadoras y ponerte en duda para evitar sentir que estás en una historia lineal. Esperaba que el juego sea más amplio y que las decisiones que tomara influyeran realmente en la historia.

Si bien los personajes son muy estereotipados, no resulta algo llamativo teniendo en cuenta las entregas anteriores. Pero sí que esperaba algo más rico en el desarrollo de los personajes o alguna sorpresa. Esto mismo llevó a tener un final muy predecible desde el tercer episodio.

En cuanto a la narrativa, la historia comienza en un intenso primer episodio pero luego prácticamente hace un parate por episodios enteros y luego retoma ya llegando al final del juego. Además, los episodios terminan de manera tan abrupta que te descoloca. La interfaz aparece tan repentinamente que te preguntas qué pasó. La usencia de música en el resumen de las decisiones tomadas empeora el desconcierto. Esto sumado a la interfaz “sosa” de la presentación de cada episodio, entre otros factores (como los finales), te hacen pensar que al juego le ha faltado varias horas de desarrollo.

Las mecánicas del juego respecto a los poderes de Alex no presentan dificultades ni son tan interesantes como las de las anteriores entregas. En True Colors, los poderes son prácticamente de exploración ya que lo que puedes hacer con ellos no influyen lo suficiente en la historia como para considerarlos de importancia. Esta mecánica resulta más perezosa, por así decirlo, comparadas con las del efecto mariposa generado por la cámara de Max en Life is Strange, o la telequinesis del menor de los hermanos Diaz en la segunda entrega, o incluso abismalmente alejada de la telepatía de los gemelos de Tell Me Why (imposible no mencionar aquí el apremiado juego de DontNod por fuera de Life is Strange).

Además, siendo Alex una especie de canal, esperaba más elementos esotéricos. Su poder y un breve momento en el que opcionalmente podemos hacer una lectura de tarot es todo lo referido a ello.

Por último, destaco que lloré bastante con True Colors, lo que suma bastantes puntos, a diferencia de LiS 2 que apenas me humedeció los ojos.

En conclusión: es un juego de alrededor de 12 horas de duración muy bello, con una ambientación y musicalización soñados, con escenas inolvidables y una mejora de calidad gráfica, pero le ha faltado tiempo de desarrollo. Como seguidora de esta franquicia esperaba más, pero disfruté mucho jugándolo.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.